26/4/12

Vivo en el pasado

Sé que ahora no eres una persona guay ni al día si no tienes un impronunciable tumblr y dejaste de usar la palabra guay a los quince años, pero lo siento, no soy de esas. Pese a lavarle un poco la cara al blog en un intento de retomar el hábito de escritura, no voy a abandonar este espacio que me ha acompañado durante tantos años. Igual debería hacerlo, la mayoría de los bloggers que conozco ha cambiado de blog más de una vez, según sus etapas en la vida. Yo, personalmente, creo que abandonar algo para empezarlo en otro lugar no cambia nada. Y no hablo solo de blogs.

En según que aspectos de mi vida, sigo anclada al pasado. Pese a tratar de vivir en el presente y moverme hacia el futuro, cada año que pasa me voy quedando más y más atrapada en el pasado. Es como si cada año que pasara se llevara consigo una pequeñita porción de mí. Y cuantas menos porciones, menos energía tengo para enfrentarme a todo. Los días se escurren entre mis dedos a toda velocidad. Pese a que mi cerebro me diga "Junta los dedos y atesora cada minuto antes de que se escape"; cuando miro, mis manos siguen abiertas, dejando escapar oportunidades y sueños como si nada importase.

No sé si hay alguna manera de levantarse por las mañanas sin el peso de todos los recuerdos y vivencias pasadas sobre las espaldas, pero ahora mismo es lo que necesito. Sería TAN genial levantarse cada día como si fuera el primero... O incluso mejor, conservar las victorias pero no acumular en nuestra mente los temores, frustraciones, fracasos, desperdicios que nos limitan día a día. Tener energía para hacer cualquier cosa, cualquiera, sin sentir que no va a servir para nada porque las 47 veces anteriores que lo intentaste fallaste. Sin pensar que eres un fracaso como persona. Sin ver como cada día la distancia entre quien eres y quien querrías ser es más y más grande.

El pasado está en nuestra mente de forma constante y terrible, condicionando todas nuestras ideas, decisiones y acciones. Yo no entendía porqué los adultos se convertían en personas grises y sin ilusión... Ahora lo entiendo, me he convertido en una de ellas. Trato de convencerme de que de alguna forma lo puedo cambiar, pero cada vez me quedan menos ganas de seguir intentándolo, cada vez me dedico más a sobrevivir que a vivir.

Hay una persona importante en mi vida que me pide que arregle cosas que hice mal en el pasado. Y pese a mi convicción de que abandonar lugares y cosas sin cambiar uno mismo no sirve prácticamente de nada, no paro de decirle que se olvide de todo, como si fuera posible desprenderse de esa pesada mochila que es el pasado. Se lo digo porque yo misma no puedo lidiar con aquella mierda, no me atrevo, me veo incapaz. Así que tanto por mí como por esta persona, voy a intentar renacer, voy a intentar cambiar quien soy y como soy. Mi nueva meta a partir de ahora es muy simple: hacer las cosas como si no las hubiese hecho nunca. Mirarme al espejo sin pensar en nada, sólo en lo que voy a hacer ese día, y decirme "It's winning time, you magnificent son of a bitch!"

Va a ser muy difícil sacudir la cabeza lo bastante fuerte para que los pensamientos negativos y paralizantes salgan despedidos. Va a ser aún más difícil apagar al estúpido de mi cerebro el tiempo suficiente para que me pueda poner en acción. Va a ser prácticamente imposible hacerlo cuando el despertador infernal me intente sacar de mi amada cama. Pero vale la pena intentarlo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en que abandonar algo para simplemente empezarlo en otro lugar no ayuda mucho. Pero cambiar de lugar te puede ayudar a cambiar de actitud y reinventarte. Nuestro entorno influye mucho en nuestras estrategias mentales para resolver los problemas y una perspectiva diferente puede ser clave. Ya me dices si te interesa.

Zifnab.

S.M.M. dijo...

Vaya, es una alegría ver que sigues escribiendo, se te echaba de menos. Siento haber tardado tanto en darme cuenta de este nuevo post.

Tienes toda la razón en lo que dices de que cambiar de blog no cambia nada, quizá crea la ilusión de que algo cambia, pero al final... es lo mismo.

Desde aquí te animo a que no te rindas. El paso del tiempo, y sobre todo echar la vista atrás es duro, muy duro, pero no es el fin.
Todos los días son un regalo y no hay que parar de luchar, seguir adelante y mantenerse en pie.

Debes levantar la cabeza y en lugar de pensar en tus errores y fallos del pasado como si fuesen ladrillos que cargar a tu espalda... convertir esos errores y fallos en algo positivo, ver que todo sirve de lección.
Un día te verás en una situación en la cual saldrás adelante y la resolverás gracias a alguna experiencia "mala" que hayas tenido en el pasado, y todo cambiará en cierto modo. A mi, el ser más pesimista que he conocido, me ha ocurrido. A ti te ocurrirá, tarde o temprano.

En serio, es dificil de explicar, pero abrazar tus fallos te hace más fuerte, quizá suene absurdo, lo sé, pero es así. Somos personas imperfectas, pero en nuestras imperfecciones, fallos, errores, cagadas pasadas, traumas... en todo ello se encuentra una parte de nosotros, es algo que forma parte de lo que somos, y asumirlo con la cabeza alta, en lugar de afligirse, te dará energías.
Sé que es dificil, sé que es duro, sé que uno llega a un punto en el que desea derrumbarse para no volver a ponerse en pie, pero TU eres más fuerte que todo eso.

Por el tiempo que llevo leyéndote sé que eres una chica llena de recursos, sin embargo no lo has tenido nada fácil pero... eres capaz de todo y más, verás que si.

Es triste darse cuenta de que uno está cambiando y ya nada es como antes, pero ni es el fin del mundo, ni tiene por qué ser malo.
Simplemente tienes que ser la persona que te gustaría ser y luchar por ello, como sea, donde sea y con quien sea.

Y yo, señorita, sé que eres capaz de ello, ASI QUE ANIMO!!!! :D

Un abrazo muy fuerte.

alwafaa campany dijo...

شركة مكافحة حشرات بالقطيف
شركة مكافحة حشرات بالاحساء
شركة مكافحة حشرات بالخبر
شركة مكافحة حشرات بالدمام
شركة رش مبيدات بالخبر
شركة تنظيف بالدمام