5/3/09

Crónicas de mi ausencia - Parte IV

Hace bastante tiempo que debería haber escrito este post, para explicar una de mis grandes ausencias bloggeriles, pero como soy así de dispersa no lo hice en su momento.

No recuerdo mucho sobre lo que quería escribir, pero una de esas cosas era sobre el mejor concierto al que he ido nunca. No es que eso signifique mucho, porque no es que haya ido a muchos conciertos, pero bueno, es el que más me ha gustado de todos ellos: el de Maximum the Hormone. Es un grupo japonés bastante raro, pero muy grande. Y digo el mejor concierto porque el directo se lo curraron muchísimo, era imposible dejar de saltar, gritar y emocionarte.

Fui con Gonzo, Taka y un par de amigos de Gonzo, además de un chaval de Madrid que se nos unió para ir cuando decidimos tomar una ruta alternativa porque el metro estaba parado. Vamos, me lo pasé genial. Terminamos todos hechos polvo, cansadísimos, pero con una sonrisa de oreja a oreja.

¡Así que si vuelven estaré ahí la primera!

Otra de las cosas que supongo quise comentar cuando pensé en escribir este post sería sobre lo bien que me sentí junto a cierta personita. Luego no duró mucho, pero creo que mi sonrisa casi permanente durante un mes y el seguir teniéndolo cerca compensan con creces la fugacidad del asunto. Solo espero no estropearlo de nuevo si me vuelve a surgir algo así.

PD: Después de este sí viene la buena noticia que prometí hace varios posts. En serio.

2 comentarios:

Yishana dijo...

Uola!!! pues mira m e alegro que te lo pasaras bien en el concierto! justo ayer, en casa de Antonio comentábamos que a ver si colgabas ya esa buena cosa que te sucedió, que no todo han de ser desgracias... Besotes!! Y que vaya bien los estudios, que me han chivado que te estás metiendo una caña... :D

ketero dijo...

Siempre me ha gustado la palabra personita; el profesor que más marcó mi infancia siempre llamaba asín.

PD: offtopicazo