23/7/05

Ganas...

AVISO: este post es harto incomprensible para los que no conocéis mi vida privada.

Ganas de arrastrarme como el puto gusano que soy. De pedir clemencia una vez más aun sabiendo que no la merezco. Es lo que más ansío en estos momentos. Pero es demasiado tarde, y todo por mi culpa.
Al mismo tiempo, racionalmente, sé que no puedo hacerlo, no puedo arrastrarme entre el fango ante ella porque no lo merece, no puedo hacerla elegir entre dos cosas tan desagradables como pisarme o seguir viendo como retuerzo mi alma ante ella y juego con su corazón otra vez. Tampoco puedo hacerlo porque entonces mi decisión no valdría de nada, porque no he cambiado, y entonces todo volvería a ser igual que antes. Ojalá pudiese cambiar estando a su lado.
Quizá todo esto sea obra del miedo a la soledad, o qué se yo. Estoy rodeada de mucha gente en estos momentos, pero me encuentro sumida en la soledad más infinita, y me da miedo. Pero no puedo hacer nada, ya no, solo seguir viviendo y esperar que no haya cometido el error más grande de mi vida. Pero va a ser muy duro.

Dios, ¿y si no soy capaz de amar a nadie más porque sí la amaba a ella? Sería un castigo adecuado por ser tan sumamente gilipollas y andar persiguiendo historietas Disney. El amor es un trabajo, no azar, acabo de leer. Oigo esas palabras de su boca. Espero que se equivoquen, que tenga algo de azar y no únicamente trabajo. Pero azar ya tuvo en su momento, creo. Seguiré leyendo, en pos de averiguar cuan imbécil soy. Podría haber leído libros un poco antes, ¿no? Me odio.

6 comentarios:

Mirian_Deed dijo...

Sil nena, escucha, tu no tienes la culpa. No puedes pedirle a tu corazón que se comporte como a ti te gustaría, ya que el hace lo que le da gana siempre, y casi siempre es buscar problemas. No te culpes por algo que ha sido irremediable: aunque duela, creo que has hecho lo correcto, ya que seguir con ella significaría engañarla a ella y a ti misma, y eso solo os conduciría al sufrimiento, y ella no se merece una vida en donde vea que no recibe todo lo que da, y no porque tu no quieras darlo, sino porque no puedes.

Mira hacia delante y continúa caminando. Nadie te culpa Sil, ahora solo tienes que aprender a no culparte a ti misma.

Siltha dijo...

Gracias nena

Guges dijo...

como has dicho los que no conocemos tu vida nos vamos a perder, pero por lo que he podido entender has tenido un desengaño amoroso, a todos nos ha pasado, y como han dicho antes no se pueden controlar, todos hemos hecho alguna locura o algo que hubieramos querido cambiar pero ya esta hecho, solo queda olucionar lo poco que pueda quedar y continuar intentando olvidar (es dificil, lo se y siempre quedan recuerdos...)

Devioren dijo...

Estoy de acuerdo con Deed. La duda es terrible si nos obsesiona, y si no la controlas, tal vez, al final, haga más daño que bien. Ahora estás así de mal, porque hace poco que ocurrió. Pero tienes que aprender a tranquilizarte, a confiar más en tí misma, porque creo que si estás segura de ti, no dudar de lo demás será más fácil. Ánimo, eso sí es trabajo duro, trabajo duro y mucho rodar, pero no pierdas la paciencia. Quieras o no, el tiempo y la experiencia te ayudan.

Siltha dijo...

Guges!! ¿Tú por aquí? Es la primera vez que me lees? Qué ilu :D Gracias por los consejos.

Dev, no puedo dejar de dudar y sentirme culpable por todo! Me autodoy asco... :(
Pero ya pasará, el día que decida qué hacer... :P

Dreamer dijo...

Yo no se a penas nada de tu vida...sólo lo que leo en tu blog. Pero no quiero que te sientas sola. ¿Sabes que? hay muchísima gente que estaría dispuesta a aclararte tus dudas y a hacerte ver que eres realmente buena y que lo que haces no tiene ninguna mala intención. Porque lo sabes. Y lo sabe tu gente. A veces tenemos que tomar decisiones duras que hacen daño a los demás. Pero merece la pena si sirve para no hacer sufrir a otra persona. Míralo desde ese punto. Lo has hecho por bien de ella, estoy segura. No te culpes por tus sentimientos (sean unos u otros). Un besito nena.

PD: me encantaría ser tu amiga :)