16/1/06

Lo que puede conseguir una máquina...

Hola a todo el mundo!

Hace mucho que prometí postear y os tengo en ascuas. Pues bien, resulta que mi ordenador estaba hecho una porquería, de repente, se apagaba la pantalla y comenzaba a pitar como un desesperado: ¡¡PI-PI-PI-PI-PI-PI-PI-PI-PI!! Un pitido fuerte y rápido. Al final, simplemente por encenderlo, pitaba. Los que saben algo de ordenadores, según el tipo de pitido de error, creo que pueden saber qué anda mal, pero yo y mis limitados conocimientos, no teníamos ni la más remota idea. Pensé en qué podía ser, y, tras conectar y desconectar varias cosas, probé a conectar un disco duro chiquitito que no uso en vez del grande que tengo. Y el ordenador, con el cambio de disco duro, funcionaba. Había que instalar sistema operativo y tal, pero al menos había localizado el problema. Volví a conectar el disco grande y así dejé el ordenador cuando me fui a Irlanda.

Al volver, estaba aún peor. Resulta que mi padre, con sus aires de "me creo informático", se había dedicado a desconectar la RAM (no vive en casa de mi madre, pero vino en navidad), y, en vez de dejarla en su sitio, la dejó encima del escritorio. Como eso de llamar a un técnico es bastante caro y yo no destaco por mi desprendimiento con el poco dinero que tengo, me dispuse a arreglar mi ordenador.

Ahora el pitido era frecuente pero más largo y no tan estridente, tal que así: PIII PIII PIII PIII... (Os pido imaginación. XD). De las tres ranuras, no tenía ni idea de en cual iba mi RAM, y mi padre, fantástico él, no me cogía el teléfono. Al final, por prueba y error, durante un buuueeeen rato, conseguí que empezase el pitido inicial. Tras conectar el disco duro pequeño, pensé en instalar sistema operativo, pero no sé porqué, el espacio de disco no particionado, estaba separado (completamente absurdo, pero cierto). Y yo, cabezona, quería una partición para todo el disco, no dos. Así que me tiré otro muy buen rato paseándome por la bios y por múltiples opciones de inicio del XP (Tengo el SuSE, pero no sé que había fastidiado el Windows que no me arrancaba el CD de Linux... Y encima no sé usarlo, así que desistí. En verano prometo un cursillo Linuxero, I swear). Nada, tras mil millones de intentos, conseguí abrir, no sé como, una especie de DOS que no sé de dónde salió, pero con la que conseguí unir los dos espacios no particionados.

Una vez dispuesta a instalarl el SO, se me ocurrió una cosa: "Para arreglar algo, hay dos normas básicas: 1) Reiniciar. 2) Si 1 no funciona, desmontar y volver a montar." Y no había probado la segunda norma, así que me dispuse a ello. Destornilladores en mano, desmonté mi ordenador pieza a pieza, les quité el polvo (al principio con un pincel, pero tras casi ahogarme en un par de ocasiones con nubes de polvo y pelusa, me traje la aspiradora para que me ayudase en mi tarea), y las fui dejando a un ladito. Una vez desmontado todo, volví a montarlo como si de un juguetito de Kinder gigante se tratase. Y cual fue mi sorpresa cuando al montarlo, ¡no pitaba! Pero había un problema, no iba la pantalla. Claro, leches, no había puesto la tarjeta gráfica... La pongo: ¡funciona! No os podéis imaginar el sentimiento de victoria, de orgullo propio y de superioridad sobre la maldita máquina.

Pero ahí no acaba todo. Mi ordenador (yo sé que estás vivo, yo sé que quieres comunicarte conmigo, pero no te entiendo, cariño...) tenía un as guardado en la manga. Como me has hecho funcionar antes de instalar la tarjeta de sonido, hagamos que ésta no funcione. Yo, que felizmente me disponía a ver uno de los últimos episodios de FMA, casi me pongo a llorar cuando, a pesar de reconocer la tarjeta e instalarla automáticamente, ningún sonido salía de mis altavoces. Una frustración e ira intensas me recorrieron de pies a cabeza, pero, antes de ponerme tan histérica como para empezar a cargarme el ordenador a patadas, me fui a dormir.

Hoy, con ánimos lo bastante renovados para seguir enfrentándome a La Máquina, me dispuse a ello. Empecé a desinstalar y reinstalar, a deshabilitar y actualizar controladores, pero nada. Ni un leve murmullo en los altavoces. Finalmente, me decidí a cambiar la tarjeta de ranura. Probé en la segunda: nada. Probé en la tercera. Nada. Reinstalé los controladores, y, al reiniciar el ordenador: tirurí... "¡Coño! ¡La musiquita de inicio de Windows! ¡Musiquita! ¡¡MUSIQUITA!! ¡¡¡YUJUUUUUU!!!" Ahí, los sentimientos de satisfacción fueron como los anteriores aumentados un millón de veces veces. He vencido todas las tretas de mi ordenata, no sé exactamente cómo, pero lo he hecho. Soy feliz. XD

Los sentimientos a los que te puede llevar una "simple" máquina... Te puede hacer odiar, te puede frustrar, te puede hacer sentir como una diosa por encima de vosotros los simples mortales, puede angustiarte, deprimirte, hacerte feliz y subirte la autoestima.

Incluso puede asustarte. De hecho, la primera vez que se apagó la pantalla para ahorrar energía, casi me da un ataque de pánico. En dos nanosegundos, pasó por mi mente todo esto en un solo flash de ideas: "Oh, Diox, otra vez no. ¿Porqué tienes que estropearte? ¿Qué te he hecho? Esto es una injusticia, y no tengo dinero para un ordenador nuevo... Un momento... no está pitando...Modo de ahorro de energía... (Muevo el ratón, se enciende la pantalla) ¡Yuju!" O si no, cuando suelta el pitidito al encenderse: "Oh, no, oh, no, esto no puede estar pasando, es el infierno, joder, menuda mierda, y encima me quedo sin disco duro y sin todo lo que tengo ahí, ¿por qué a mí? No puede... (Me doy cuenta de que tras ese pitido hay silencio, lo normal en un ordenador sano) ¡Yuju!"

Nada, maquinita, tú sabes que te quiero. :*

6 comentarios:

DarkDooM dijo...

Holaaaaa, bienvenida de nuevo ;P

Los ordenadores cuando quieren fallar, fallan. Es inevitable, a veces parece que lo hacen a posta. xD
En cuanto a los famosos "Piiiii" yo ya casi me los sé de memoria, tantos años peleandome con ordenadores han servido de algo :S

El de los pi pi pi pi pi pi rapidos y continuados me suena a aviso por calentamiento del procesador (ojo, me suena) y el otro que mencionas tenía toooda la pinta de ser de la RAM xDDD

El lado bueno de toda la historia es que con cosas como esa se va aprendiendo xDDD

Mirate esta pagina para la próxima vez, hay una lista de "beep codes" ordenada por la marca de la bios que tenga tu placa base xDD
http://www.bioscentral.com/beepcodes/awardbeep.htm

El metodo ensayo-error desmontando y montando el ordenata es el mejor para arreglar las cosas (y para aprender) xDDDDD

Un saludo ^__^

Darja dijo...

q flipe peq... O_O

te admiro...mucho...

(me alegro que la maquina esté de vuelta)

Siltha dijo...

DDoom, muchas gracias por el link! XD Lo del calentamiento del procesador es muy posible, porque no veas la de mierda que tenía el ventilador. Yo creo que ni giraba. Pero si fuese eso, no sé porqué funcionaba con el otro disco duro. XD

Gracias peq! Pero tampoco es para tanto. Te aseguro que si mi ordenador hubiese sido nuevecito ni me habría atrevido a tocarlo. Pero esta vez, o lo arreglaba o me compraba otro, pero pasaba de mandarlo arreglar, por eso me permití trastear. xD

Sinkim dijo...

A mi me paso exactamente lo mismo y era la capa de porqueria que tenia el ventiladorcito, por lo que aumentaba mucho la Tª.
Y sí, también se arreglo limpiadolo :-D

Felicidades: Siltha 1 - Ordenador 0 :-D

Siltha dijo...

Jajaja, no te creas, Sinkim. Vamos empate. Hace tiempo, se me cayó una cáscara de cacahuete en la impresora (sí, ya sé que soy una persona muuuy torpe), y desde hace mucho no funciona. (Siltha 1-Ordenador 1).XD Aún no he intentado arreglarla, una impresora son palabras mayores. Pero lo intentaré, que todo este rollo me ha subido la moral. XD

Sinkim dijo...

¿Y que es una impresora para ti?

Piensa que no puedes perder datos, tiene menos partes y seguramente se vea bastante fácilmente la cascara :-)

Y encima al no poder usarla es como si estuviera rota asi que no vas a perder gran cosa si la estropeas del todo :-DD