19/3/11

Españoles y japoneses

Como siempre que hay una desgracia, una se pone a pensar en qué habría ocurrido si en vez de en Japón, el terremoto y el tsunami hubiesen ocurrido aquí. Sé que esto no es zona de subducción y que aquí no van a haber ni aunque quiera terremotos de intesidad 9 en la escala de Richter, pero imaginemos que sí. Hubiera sido una puta mierda. Toda Barcelona habría quedado bajo el agua, excepto el Parc Güell y algunas casas que quedan más en alto. Eso si es que no hubieran sucumbido todas al terremoto previo, claro. Aquí morirían millones de personas. Y si ocurre en verano, millones de españoles y millones de guiris de las playas valencianas. Sacaríamos cadáveres a paladas de entre los escombros.

En Japón, si no llega a ser por el increíble y devastador tsunami, no habría habido prácticamente ningun daño importante. Los japoneses están tremendamente preparados, tanto en infraestructura como en protocolos de actuación para los terremotos. Todo el mundo sabe qué debe hacer.

Los japoneses se piensan todo ocho veces, y lo debaten unas 20, antes de realizar una acción del tipo que sea. Cuando me enteré de esto, pensé que era raro que en una nación que en general es tan innovadora, las formas de actuar fuesen tan anquilosadas. Pero vista su reacción ante lo ocurrido, sólo una nación que actuase como actúan ellos podría haber sobrevivido. Imaginad que la zona de Sendai hubiese estado gobernada por, digamos, Camps y su séquito. ¿Una zona costera con semejante gentuza a la cabeza? No hubieran sonado ni las alarmas de tsunamis, la gente no tendría preparación de ningún tipo, habrían construído hoteles en zonas inundables; en resumen, hubieran habido el diez veces más muertos. En nuestro país, los políticos nunca actúan por el bien del pueblo, actúan por el bien de sus resultados en las próximas elecciones. Aquí querrían construír todo rápidamente sin tener en cuenta los protocolos de seguridad. En Japón es mucho más raro que suceda, gracias a sus empalagosos procesos de actuación.

Si analizásemos las naciones como especies, Japón tiene rasgos evolutivos que le hacen adaptarse al medio mucho mejor que cualquier otra nación. ¿Cuánto duraría Italia y toda su población ante una catástrofe? Cinco minutos como máximo. Pero eso sí, Berlusconi se salvaría seguro. No me extrañaría que las centrales nucleares Españolas reventasen con un terremoto de grado 7. Aquí los protocolos de actuación nunca están claros. Todo tendería a un "sálvese quien pueda". Habrían saqueos. ¿La gente hacer cola educadamente para poder comprar sólo 5 cosas por persona? JA. Apuñalarían al dependiente y le robarían hasta el hígado. Si los españoles nos traumatizamos por una mierda de huelga de transportistas, imaginad si la falta de alimentos fuese más duradera... La de asesinatos que habría para poderse quedar con el paquete de arroz de la vecina del tercero.

Sin embargo es admirable como los japoneses entienden que lo mejor para salir de la situación es seguir trabajando y hacer que todo vuelva a la normalidad. Ellos confían en que si el peligro es grande, su gobierno les dirá qué hacer, pero que hasta entonces lo mejor que pueden hacer es esforzarse en no parar la producción, para que la economía de su país aguante las embestidas. Entienden que el pánico y la desesperación no sirven para nada. De esta crisis van a salir ellos mismos, sin ayuda de nadie. Los gobiernos envían equipos de ayuda para quedar bien, pero se dio el caso de un equipo de salvamento británico molestaba más que ayudaba, y los mandaron de vuelta. Desde entonces piden que los equipos de rescate sean o independientes o que acaten las órdenes de los equipos de rescate japoneses. Los japoneses tienen bien claro qué hacer para salir de una situación crisis como la que están viviendo, y si la situación con la central nuclear de Fukushima no fuese la que es, no me sorprendería que de aquí a un mes todo hubiese quedado como una simple anécdota. Hasta los yakuza están haciendo importantes donaciones.

Sin embargo en España el gobierno hará lo que le haga quedar mejor frente a la opinión pública. La Embajada Española en Japón es VERGONZOSA. Cuenta mi amigo que no se podía contactar ni con ellos ni con el teléfono de emergencias del MEAC (esto también lo intenté yo sin éxito). Cuando lo consiguió, fue atendido de malas maneras y tuvo suerte de poderle comunicar su e-mail a su interlocutor, porque el número de teléfono no le dio tiempo a dárselo. Sin embargo el resto de embajadas ya estaban contactando con sus ciudadanos, diciéndoles qué hacer, ofreciéndoles vuelos si querían irse, manteniéndoles informados en sus páginas web y por correo electrónico. Sin embargo, si eres español, te jodes. Hasta que la opinión pública no es lo suficientemente fuerte y la crisis lo bastante grande, no se toman medidas. Te quedas ahí, sin saber qué hacer, sin notar que haya nadie que te respalde en caso de que las cosas vayan a peor. ¿Qué hacer? ¿Quedarse y esperar una dudosa respuesta por parte de mi gobierno en caso de desastre total? ¿Irse y gastarse un dineral absurdo en volver para evitar aglomeraciones si todo va a peor?

¿Cómo puede ser que el MEAC no cuente con un protocolo de atención a emergencias? Deberían tener al menos 20 telefonistas dedicados 24h únicamente a resolver las llamadas en situaciones de emergencia, aparte de los mismos trabajadores de las embajadas. Deberían no dormir por las noches hasta que todo dios esté atendido (con sus correspondientes primas por ello, aquí no es plan de esclavizar a nadie). Por no hablar de que la Embajada Española en Japón no tiene página web. Si quieres que te informen de algo, has de llamar infinidad de veces. Con lo sencillo que sería ir actualizando una estúpida web.

España tiene un clima estupendo, tortilla de patatas, alcachofas a la plancha, horchata y unas olivicas que salivas solo de pensar en ellas. Pero todo lo demás tiende a ser bastante penoso. Así que para concluir con esta caótica divagación me limito a citar a uno de los grandes: "Viva España... O no."

PD: Mi divagación sobre este tema es como veinte veces más de lo que estoy dejando por escrito, así que si queréis debatir algo os invito a hacerlo en los comentarios. Sé que el texto es un poco mierda, pero prefiero publicar algo, aunque sea tirando a incomprensible, que no publicar nada. Bastante sequía ha tenido este blog como para que ahora me ponga tiquismiquis...

2 comentarios:

Canis dijo...

Yo no sé si será el clima, pero es cierto: somos penosos para organizarnos. Somos perezosos y lo dejamos todo para después (y que conste que yo misma me incluyo en el paquete).

Y lo del clima lo digo porque, conforme te vas al norte, encuentras países que lo tienen todo mucho mejor estudiado y planificado, por el simple hecho, yo creo, de que el vivir en condiciones hostiles aviva el ingenio y le hace a uno acostumbrarse a esforzarse para vivir. Aquí, con el sol y los frutales, todo ha sido siempre más sencillo y se nos ha acomodado el cerebro casi evolutivamente.

Y esto que digo igual tampoco tiene mucho sentido, pero en cierto modo es la impresión que me da...


PD: A ver si te escribo pronto...

Amada_Tierra dijo...

Totalmente de acuerdo...Eso mismo pensé yo: que si hubiera ocurrido algo del estilo en España, no habría quedado en pie ni el apuntador.

No estamos preparados para nada que se salga de lo común: en Málaga caen cuatro gotas y falta tiempo para que salten las alcantarillas o se inunden zonas que no deberían (además de que la gente construye irregularmente en zonas inundables).

Por nuestro bien, o nos ponemos las pilas y aprendemos de los japoneses,o - viendo lo que se nos puede avecinar- duraremos menos que un chupachups a la puerta de un colegio.