3/6/05

Lo de siempre

No soporto esta monotonía, tan reducida, sin posibilidad de cambio. A mi me gustan los cambios, saltar de un lado a otro descubriendo las maravillas que el mundo tiene por ofrecerme. Pero no hay maravillas, mi siguiente trampolín queda muy lejos. Mi porción de la tarta no tiene cereza confitada. Lo que antes era una capa de dulce y apetecible chocolate se ha convertido en una cárcel para mis sentidos que me ahoga, me aprieta como una soga alrededor de mi espíritu. Me impide moverme, como la mano de un niño que aferra su globo. ¿Cómo puedo salir de aquí sin acabar en algo peor y más opresivo? ¿Tengo escapatoria o me he encadenado a las vías del fracaso?
Creo que puedo salir, sé que debe haber una forma de escabullirme de todo esto, pero aún no se me ha ocurrido. ¿Cómo puedo salir del agua si no hay ninguna luz en la superficie? Esperaré a que la flotabilidad haga de las suyas, pero eso es tan lento...

9 comentarios:

Keirana dijo...

Eing? Jodó. Esto me suena a aquella vez que me dio a mí por quejarme de mi vida, porque yo quería correr en libertad. Me hicíste ver que si yo quería podía tener esa libertad, pero no quería. O, había decidido que iba a intentar la otra opción. Hoy sé lo que quiero, pero cuando vuelva a ponérseme todo negro, te diré que quiero dejar todo esto y coger un morral. En fin, el ser humano es así, como el perro del hortelano para sí mismo, ni se come ni deja comerse no? Weno, algo así.

Keirana dijo...

Q dolor de hicíste (obviar el acento porfa).

Siltha dijo...

Ya, si sé que he sido yo quien ha elegido este camino, pero lo que me oprime es que este camino me cierre todos los demás, cosa que no esperaba. No sé, me gustaría poderme ir otro mes a Irlanda (aunque acompañada), pero no puedo, y quizá nunca vuelva a poder. Y sé que es culpa mía, pero me jode no saber solucionar esta situación, me jode no hacer nada por conseguir lo que quiero, aparte de quejarme.
Me incomoda la situación en la que estoy metida y tener una especie de certeza de que mi vida seguirá el rumbo hacia algo peor cada vez. Quizá es que me estoy haciendo vieja, y por eso pierdo mi ilusión. Qué triste, no?

Keirana dijo...

No sé, yo realmente, dejé de soñar virtualmente con que podría hacer de todo según me hiciera mayor. Pero en el fondo,sigo creyendo que sí, que nunca se sabe y lo que ahora parece la tónica general puede cambiar en un instante de forma radical. La vida es así, te da sorpresas (agradables, la mayoría, aunque nos ceguemos) y yo sigo confiando en que cuando me canse de verdad, pillaré el morral y a tomar por culo. Por ahora no lo estoy.

_chachi_ dijo...

Pues con tanta metafora, tanto camino, tanta tarta... no me he entrao de na hija... no me atrevo a intuir de qué hablais... pero lo que sí te digo es que la vida no está escrita en ningun sitio y que nadie te encadena a ningun lugar...

Animo!

Siltha dijo...

Kei, yo tb sigo pensando que en algún momento todo cambiará bruscamente. Es lo que tiene la acumulación de tensión: produce terremotos (vale, tengo examen de geología el miércoles, ¿a que no se nota?)

Lo que me pasa es simple, pero es que escrito normal queda soso y no tiene sentido escribirlo: Resulta que soy una vaga que no hace nada ni en los estudios ni fuera de ellos y eso me está impidiendo realizar todo lo que me gustaría hacer a lo largo de mi vida. Me gustaría poder cambiar cada dos por tres de vida (no al 100%, pero sí pirarme por ahí de vez en cuando y escapar de la rutina), pero gracias a mi vagancia no lo consigo ni creo que lo vaya a hacer nunca. Tendré que conformarme con vivir en la mediocridad el resto de mi vida, y es lo que menos quiero.

Keirana dijo...

Un poco triste eso de que vives en la mediocridad...

...

En fin...

_ChAcHi_ dijo...

Ayudar en el sentido de que si me preguntan como se hace algo para no pensarlo por ellos mismos, no contestar. Porque ultimamente mucha gente me pide ayuda para no pensar... es mas facil que te lo diga el tio chachi... xD

:*

Darja dijo...

Hola nena

BUeno, te comprendo bastante, la verdad...Pero tienes que pensar que, como tu bien dijiste, siempre se puede salir del camino, porque se puede, solo tienes que querer realmente, aunque cuesta esfuerzo, por supuesto.

Y, si de verdad no deseas vivir en la mediocridad, como has dicho, si luchas por ello lo conseguirás, aunqeu no entiendo muy bien a que te refieres con eso...